“Emily y la niña de la lámpara”, una divertida aventura para los menores del hogar

Fundado a mediados del año 2013, el Grupo Editorial Estación La Cultura continúa consolidándose como una alternativa independiente para el público lector peruano. A lo largo de estos casi cinco años, el referido conglomerado publicó en sus cinco sellos libros de grandes autores como Harry Belevan o Carlos Calderón Fajardo, pero también brindó la oportunidad para que creadores más jóvenes como Armando Bustamante y Alejandro Manrique se den a conocer.

Uno de los líderes de Estación La Cultura es el escritor Lucho Zúñiga (Lima, 1978). Él ha publicado ya una novela (“El círculo Blum”), un libro de cuentos (“Cuatro páginas en blanco”) , el poemario “La escalera” y “Emily y la niña de la lámpara” (Borrador Editores-2010), un libro infantil reeditado recientemente bajo el sello Ludo.

A mitad de camino entre el cuento largo y la novela corta (70 páginas), esta publicación ilustrada por Lucía Fernández cuenta la historia de Emily, una niña que inesperadamente se encuentra ante la responsabilidad de cuidar a tres adultos: sus padres y un intrépido tío.

¿Pero cómo es posible esto? La menor de edad –producto de su natural inocencia e incredulidad—pide a “la niña de la lámpara” que sus papás y su tío Julio se conviertan en niños durante dos días. Grande es la sorpresa cuando lo solicitado se hace realidad.

A partir de ahí el texto se convierte en un sinfín de aventuras familiares bastante divertidas que involucran a Emily y sus tres familiares. El libro no es, sin embargo, solo un recuento de gratos momentos. Hay situaciones que complican las labores de “adulta” que la protagonista asume sin querer.

Lucho Zúñiga ha logrado en esta publicación una serie de diálogos y momentos verosímiles cuya moraleja fue delineada de forma clara: los niños deben comportarse correctamente porque en algún momento serán adultos y deberán asumir responsabilidades.

El miedo que Emily siente de fallar a sus familiares más cercanos es el mismo que un adulto enfrenta cuando debe cuidar a traviesos e inquietos menores de edad. Por esto cada cierto tramo del libro hay frases reflexivas (“Esto es lo que siente una madre cuando recupera a sus hijos perdidos”, “Lo mejor de todo era que al fin iba a dejar de pensar en tantas cosas”) , sazonadas –felizmente– con momentos de fino humor ligado a lo infantil.

Mención aparte merece la pulcritud del texto de Lucho Zúñiga, reflejada en una redacción adecuada, lejana a los excesos y, por último, ilustraciones que cumplen su objetivo de acompañar una historia sin opacar su argumento o contradecir ideas básicas que podrían reflejarse en la imaginación de los lectores.

SOBRE EL LIBRO
Título: “Emily y la niña de la lámpara”
Sello: Ludo
Precio: 35 soles
A la venta en: Las principales librerías de Lima.

Compártelo

Soy periodista cultural. He publicado entrevistas y reseñas en "El Comercio", "La República" y "La Prensa". Esta es mi página web personal con notas a autores de las novedades editoriales del Perú y el mundo.

Deja un comentario