Andrea Marcolongo: “Los que estudian griego hoy son unos verdaderos héroes”

La filóloga italiana Andrea Marcolongo visitó el Perú para participar del Hay Festival Arequipa 2017. A su paso por Lima conversó con “Libros a mí” sobre “La lengua de los dioses: Nueve razones para amar el griego” (Taurus), una verdadera declaración de amor y cariño hacia una lengua que hoy muchos consideran desaparecida, pero que aún puede tocarnos el corazón.

Con la publicación de este texto, Marcolongo vendió cientos de ejemplares no solo en su natal Italia sino también en España. Este verdadero suceso editorial sirvió para que la autora de 30 años de edad se convierta en la nueva imagen del griego clásico a lo largo del ‘viejo continente’.

Luego de brindar una interesante charla en el Instituto Italiano de Cultura, Andrea nos respondió la siguientes preguntas sobre su libro, la educación en la actualidad y el valor de las personas que se animan a estudiar y aprender el griego clásico.

-Uno pensaría que vender tantos ejemplares de tu primer libro es lo más cercano al éxito. ¿Qué significa para ti esta palabra?

Para mí el éxito es ya estar aquí en el Perú. Este viaje me cambió la vida y la forma de afrontar la escritura. He viajado por Arequipa, Cusco y estoy muy agradecida de poder ser reconocida por lo que escribo, porque no hago esto solo para la intelectualidad de París o Londres, sino también para las increíbles personas que he conocido en los Andes del Perú. Entiendo que las preguntas que genera mi libro son casi siempre las mismas, no importa si yo esté en Sudamérica o Europa. Y las interrogantes no siempre son sobre el griego en sí, sino también sobre cómo podemos ser felices hoy en día en medio de esta concepción tan mercantilista de la vida.

-¿Sabías algo del Perú antes de visitarlo?

Tengo un amigo peruano pero la verdad es que no me esperaba que el Perú fuera como lo he conocido. Me siento muy feliz de haber visitado este país, del cual me siento muy enamorada.

-¿Pueden los clásicos griegos enseñarnos a manejar nuestros sentimientos?

Sí, esa es la razón por la que escribí este libro. Si cien años atrás estábamos algo confundidos con nuestra vida, hoy lo estamos mucho más. Por ende, el griego antiguo es una gran forma de hablar sobre nosotros y mejorar la forma cómo nos expresamos.

-¿Por qué crees que los emoticones son más difíciles de entender que el mismo griego en sí?

Si me envías un emoticón de una carita feliz puedo entender que me estás diciendo ‘tu libro está interesante’. Sin embargo, siento que estamos regresando un poco al mundo pictográfico, a las épocas en las que la gente dibujaba vacas en la pared. Parece que estamos en lo mismo, aunque hoy siento que somos algo más flojos para hablar de nosotros mismos pese a la belleza del lenguaje. Por ejemplo, tengo aquí un diccionario castellano-quechua y me parece realmente hermoso.

-En Italia enseñan griego, en España algo menos, pero en Perú no. ¿Por qué a los peruanos nos tendría que interesarnos leer tu libro?

Creo que ustedes son muy afortunados porque, en Europa, se idealiza el griego antiguo como si hubiera sido parte de un mundo perfecto. Siempre se destaca que ‘todo lo que hacían los griegos era ideal’, sin embargo, las cosas no fueron tan así. Ellos eran tan humanos como nosotros. Inventaron la literatura, el teatro, la música y la astronomía solo para probar que los seres humanos no son perfectos. Pienso que no importa si eres griego o no para leer mi libro, simplemente debes ser lo suficientemente curioso y honesto para acercarte a él.

-¿Qué diferenciaba al acento griego del italiano y de otras lenguas europeas?

De hecho, no hay prueba de cómo sonaba el griego antiguo. Yo puedo leerlo pero no con la pronunciación propia del acento antiguo. En general, el griego antiguo fue un lenguaje muy musical. “La Odisea”, por ejemplo, no estaba prevista imprimirse como un libro. Era más cercana a una canción.

-¿Por qué es difícil encontrar textos con el género neutro y el número dual?

Ese es un tema central. El griego antiguo era un lenguaje bastante libre y por eso me gusta mucho. Nada casi estaba signado por la gramática. Había libertad para elegir entre números y géneros. Hoy todos quieren libertad y eso es muy importante, pero el griego antiguo te enseña las responsabilidades que exige eso. No existe libertad sin la responsabilidad que esta implica. El dual fue un número muy especial: ni plural ni singular. Se usaba solo cuando la persona necesitaba expresar determinadas relaciones.

-¿Cuánto daño nos hace la educación basada en la memorización?

Empecé a escribir este libro cuando un estudiante de 14 años me preguntó por qué tenía que memorizar tantos verbos en griego antiguo. Mi primera respuesta fue que debía aprenderlos porque es una lengua extranjera y ya. Luego me di cuenta que la pregunta era no tanto cómo sino más bien por qué se debe aprender el griego antiguo. La idea es buscarle un sentido al lenguaje. Es cierto que no es algo fácil, pero nada en la vida es realmente fácil.

-¿Por qué crees que los jóvenes hoy buscan más carreras ligadas a la tecnología que humanísticas?

En Europa y en varias partes del mundo pasa esto quizás porque te hace las cosas más fáciles, te permite ganar dinero y tener un buen trabajo, pero ese no es el punto. Me parece que el eje fundamental de la educación no debería ser preparar trabajadores sino personas para que habiten este mundo.

-Tú usas las redes sociales, ¿cuál crees que es su lado positivo?

Hay muchos lados positivos de las redes sociales. El mejor quizás es que me permite responderle a mis lectores y muchas veces ellos se sorprenden de mis reacciones y me dicen: ¿eres real? ¿Existes? Y sí, soy real, existo y me gusta hablar con mis lectores.

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

-Has visitado España varias veces. ¿Te parece que la enseñanza del griego en España es la correcta?

Me parece que el griego allí ya no es obligatorio. En Italia solo el 5% de alumnos estudian griego antiguo, así que no es muy común. Antes estudiar griego antiguo era para dos opciones: una para la elite (gente con dinero) y la otra para chicos que buscaban ser brillantes. Hoy, sin embargo, he viajado por muchas escuelas y veo que estudiar griego antiguo es una elección muy personal que incluso a veces te genera problemas en tu propia familia. Te dicen ‘¿por qué pierdes tiempo con esta lengua? Estudia chino y así podrás ir a China para encontrar un buen trabajo’. Por esto pienso que aquellas personas que se atreven a estudiar griego antiguo son realmente héroes porque deben luchar contra una sociedad como la actual.

¿Seguirás escribiendo libros sobre el griego antiguo o incursionarás en otros temas?

Sobre otros temas. Mi próximo libro saldrá en marzo del próximo año en Italia por el sello Mondadori. Y los temas serán el amor y mis experiencias de vida.

Compártelo

Soy periodista cultural. He publicado entrevistas y reseñas en "El Comercio", "La República" y "La Prensa". Esta es mi página web personal con notas a autores de las novedades editoriales del Perú y el mundo.

Deja un comentario